3 feb. 2012

Seis sombreros para pensar

DESARROLLAR LA CREATIVIDAD
Hablando de creatividad me sigo encontrando con gente (mucha gente) que entiende que se nace o no se nace con ella y por tanto nada podemos hacer para cambiar esa situación. Es fácil para todos identificar eso que llamamos personas creativas y diferenciarlas de aquellas que no lo son. La cuestión es que cuanto más pienso, cuanto más oigo y cuanto más leo sobre el tema más convencida estoy de que esta idea errónea de asumir con resignación aquello que me ha tocado ser ("es que claro, tú eres muy creativo..." te dicen o "eso te lo dejo para ti.. yo no soy nada creativo") nos impide desarrollar una capacidad con la que todos nacemos (¿conocéis algún niño que no sea creativo?), capacidad esencial para enfrentarnos al cambio. No voy a ahondar más en esta cuestión, sir Ken Robinson lo explica muy bien. De la misma forma hay mucho y muy bueno escrito sobre la necesidad de desarrollar la creatividad  primero en nosotros mismos y después (o al mismo tiempo) en los niños que formamos en nuestras aulas.
Por ello voy a comenzar a presentaros algunas técnicas para desarrollar la creatividad, todas ellas buscan establecer dinámicas para la generación y el flujo de ideas factibles de transformar después en propuestas creativas y proyectos de innovación. Son  fáciles de aplicar por lo que os animo a  probarlas y si os parece compartir con nosotros el resultado. Hoy mi propuesta es  "Seis sombreros para pensar" de Edward De Bono. (Six Thinking Hats)
clip_image002
SEIS SOMBREROS PARA PENSAR
Es una técnica creada por Edward de Bono para facilitar la resolución o el análisis de problemas desde distintos puntos de vista o perspectivas.  Está directamente relacionada con el pensamiento lateral y podemos ver la técnica completa en su libro "Seis sombreros para pensar".
Se trata de un método que nos permite pensar de manera más eficaz porque fomenta el pensamiento en toda su  amplitud. Los seis sombreros representan seis maneras de pensar. De Bono propone seis colores de sombreros que representan las seis direcciones del pensamiento que debemos utilizar a la hora de enfrentarnos a un problema.
El método es muy sencillo, hay seis sombreros que nos podemos poner o quitar para indicar el tipo de pensamiento que estamos utilizando. La acción de ponerse o quitarse el sombrero es muy importante por lo que si no disponemos de los mismos sería bueno tener algún distintivo que nos deje claro bajo qué perspectiva (sombrero, forma de pensamiento...) estamos hablando. (¿Por qué no empezar de forma creativa entregando a cada uno seis hojas de colores para que elaboren seis sombreros de papel?).
Los sombreros nunca deben ser utilizados para etiquetar a las personas, aunque su comportamiento nos empuje a hacerlo.
Cuando se realiza en grupo, todos los participantes deben utilizar el mismo sombrero al mismo tiempo.
Los estilos de pensamiento representados por cada sombrero son los siguientes:
1.Sombrero blanco: Es un pensamiento neutral y objetivo. No hace interpretaciones ni da opiniones. Se ocupa de datos, cifras, necesidades, objetivos y ausencia de información.
  • Cuando nos ponemos el sombrero blanco deberíamos imitar a una computadora recibiendo y analizando datos. Nos esforzaremos por ser más neutrales y objetivos al presentar la información.
  • Con el sombrero blanco hacemos preguntas como: ¿Qué información tenemos aquí?, ¿Qué información falta?, ¿Qué información nos gustaría que hubiera?, ¿Cómo la obtendremos? "Sólo exponga los hechos de modo natural y objetivo".
2. Sombrero rojo: es un pensamiento emocional. Su uso permite al que lo utiliza decir: "así me siento con respecto a este asunto" sin tener que justificarse. Tiene que ver con la intuición, los sentimientos y las emociones.
  • El sombrero rojo autoriza plenamente para exponer sentimientos sobre un tema in tener que justificarse o explicarse. Por tanto, cuando una persona tiene puesto el sombrero rojo no se le puede pedir que explique el por qué de su decisión.
  • Colocarse el sombrero rojo es una forma de entrar y salir del modo emocional y de explorar los sentimientos de los demás, pero si una persona se deja envolver por las emociones sin darse cuenta, le podemos pedir que se quite el sombrero rojo.
3. Sombrero negro: pensamientos negativos. Señala lo que está mal y los motivos por los que algo no puede funcionar para evitarlo o solucionarlo. (realiza la evaluación negativa). Es el sombrero del juicio y la cautela por lo que es un sombrero muy valioso. Debe ser siempre lógico. Evita cometer errores.
  • Es negativo objetivo nunca negativo destructivo (pensamiento en el que se aumenta lo que falla con el objetivo de destruir la idea)
  • Confronta una idea con la experiencia pasada y también la proyecta en el futuro.
  • Puede hacer preguntas negativas.
  • Si de alguna manera indicas que te has puesto el "sombrero negro" implica que eres capaz de ponerte el amarillo también.
4. Sombrero amarillo: con este sombrero pensaremos positivamente, nos ayudará a ver por qué algo va a funcionar y por qué ofrecerá beneficios. Es la evaluación positiva.
  • Representa un pensamiento positivo, constructivo, optimista.
  • Con el sombrero amarillo se seleccionan los elementos positivos de una idea de forma fundada. Va desde el aspecto lógico práctico hasta los sueños, visiones y esperanzas. Es constructivo y generativo y se ocupa de hacer que las cosas ocurran.
  • No se ocupa de la euforia positiva (sombrero rojo) ni tampoco directamente de la creación de ideas nuevas (sombrero verde).
5. Sombrero verde: este es el sombrero de la creatividad. En este momento se pueden utilizar también otras técnicas para generar ideas y desarrollar la creatividad.
  • Es un sombrero creativo que implica movimiento, provocación para buscar alternativas e ir más allá de lo conocido, lo obvio y lo satisfactorio.
  • El lenguaje del movimiento reemplaza al juicio: Se procura avanzar desde una idea a base de explorar nuevas alternativas en las que la provocación es lo que importa.
6. Sombrero azul: Se ocupa de la organización y el control del proceso del pensamiento. También controla el uso de los otros sombreros.  Propone o llama al uso de los otros sombreros. 
  • Determina las tareas de pensamiento que se van a desarrollar.
  • Es responsable de la síntesis, la visión global y las conclusiones.
  • Se puede asignar a una persona el rol de sombrero azul pero estará abierto a cualquier persona que desee ponérselo.
  • El sombrero azul se utiliza al principio y al final de una sesión creativa o de una reunión.
Los sombreros nos permiten:
  • Representar un papel: Mientras alguien en un grupo "se pone un sombrero" esta representando un papel, y por lo tanto está de alguna forma liberándose de las defensas del ego que son responsables de errores al pensar.
  • Dirigir la atención: "Ponerse un sombrero" implica dirigir la atención de forma consciente hacia una forma de pensar, la cual da a cualquier asunto seis aspectos diferentes.
  • Crear flexibilidad: Al pedir a alguien, incluso a uno mismo, que se ponga un sombrero, se le está pidiendo que cambie de modo, que deje de ser negativo, que tiene permiso para ser puramente emocional...etc.
  • Establecer las reglas del juego: Los seis sombreros establecen unas ciertas reglas para el "juego" de pensar .
Algunos beneficios del método:
El método puede parecer muy simple (incluso infantil) pero funciona, entre sus beneficios:
  • Es fácil de aprender y utilizar
  • Ayuda a desarrollar el trabajo cooperativo.
  • Da tiempo disponible para el esfuerzo creativo deliberado. Tu puedes pedir "tres minutos de pensamiento de sombrero verde"
  • Permite la expresión legítima de sentimientos e intuiciones ante un tema o en una reunión, sin justificaciones ni disculpas. "Esto es lo que siento".
  • Proporciona una manera simple y directa de conmutar el pensamiento sin ofender. "Qué tal un poco de pensamiento de sombrero amarillo sobre este punto?"
  • Requiere que todos los pensadores sean capaces de utilizar cada uno de los sombreros en vez de quedarse cerrados en un sólo tipo de pensamiento.
  • Separa el ego del rendimiento en el pensar. Libera las mentes para poder examinar un tema más completamente.
  • Proporciona un método práctico de pensar para utilizar diferentes aspectos del pensamiento en la mejor secuencia posible.
  • Se escapa de los argumentos en pro y en contra y permite a los participantes colaborar en una exploración constructiva.
  • Hace las reuniones mucho más productivas.
¿Cómo, cuándo, para qué?
Los sombreros son más efectivos usados a ratos; utilizando un sombrero en cada momento para obtener un tipo de pensamiento.
Se puede organizar  una reunión de trabajo en grupo presentando una secuencia de sombreros que iremos utilizando en ese orden, organizando así el proceso en función del tema a tratar y del resultado que queramos conseguir. El sombrero azul se utiliza para componer estas secuencias y con él se puede cambiar el orden propuesto si el trascurso de la sesión así lo reclama. También será el encargado de hacer comentarios sobre lo que está ocurriendo haciendo una síntesis que permita redirigir el tema si es preciso y al final resumir y llegar a conclusiones.
EXPERIENCIAS EN EDUCACIÓN
  • Se encuentran múltiples ejemplos de experiencias de utilización de esta técnica para tratar distintos temas de tutoría en los que se organiza una secuencia de sombreros y se les va pidiendo a los alumnos ideas y/o opiniones según el sombrero que corresponda.
  • Se puede dividir la clase en grupos de cada forma que cada uno de ellos piense con un color de sombrero y aporte opiniones sobre un tema de debate. El profesor o el alumno moderador sería el portador del sombrero azul encargado de organizar, sintetizar y sacar conclusiones.
  • Se encuentran distintas experiencias de animación a la lectura utilizando esta técnica en la lectura y comentario de un libro como por ejemplo:
Fuentes:

3 comentarios:

  1. Qué post más interesante. Muy completo. Te gustaría compartirlo en la web de nuestro proyecto?

    ResponderEliminar
  2. Leí este post un día en el que necesitaba el sombrero verde. Ideas para una nueva sesión de formación sobre metodologías alternativas de aula, que estoy impartiendo este curso a mis compañeros en el colegio. La última sesión no había salido como yo esperaba por varias razones, entre ellas, el haber pasado por alto los problemas que podía haber, y de hecho, hubo (No suelo ponerme el sombrero negro y también es necesario, para reflexionar sobre lo realizado desde luego, pero también para prever :-D ). El caso es que estoy planteando la siguiente sesión, que iba sobre aprendizaje o tutoría entre iguales, uniéndola con el método de los seis sombreros para pensar. El día siete de marzo la llevaré a la práctica. Después la publicaré por si a alguien le viene bien y haré mis reflexiones "con todos los sombreros".
    Me han sido de gran ayuda las fuentes y experiencias a las que haces referencia. Gracias, Carmen. Un abrazo,

    ResponderEliminar
  3. pues me parece muy inreresante, la verdad!

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails