25 nov. 2010

Para los alumnos de 2º de Bachillerato que si no sacan un 8 “están perdidos”

Acaban de finalizar los exámenes de la 1º Evaluación en 2º de Bachillerato, curso del que soy tutora. Por primera vez  tienen las pruebas concentradas en tres días para que cuando llegue la PAU les pille entrenados, por primera vez sienten que todo lo que ocurra este curso es demasiado trascendente para su futuro… o así se lo hemos hecho sentir. Por eso en vez de recibir el examen corregido como una valiosísima fuente de información para alcanzar la preparación que desean, lo primero que hacen es sacar la calculadora para empezar a hacer medias, a contar las décimas a comprobar que todo está sumado…. y después desencanto, desánimo, frustración … alguno/a me dice: “¡Es que tengo que llegar al 8,7 de media en Bachillerato porque si no estoy perdido!” ¿Perdido? ¿Perdido sacando un 8 o un 7 o…? ¡Perdido estás ahora…! les contesto.
Tengo la suerte de tener tiempo disponible y mi despacho siempre abierto junto a las aulas de Bachillerato, de forma que si un muchacho se agobia, se quiere quejar o necesita desahogarse, tiene permiso para salir de la clase en la que esté y venir a hablar conmigo. Cada caso, cada conversación, cada persona es diferente y única pero  sus argumentos y “sentencias” se repiten con mucha frecuencia. Yo,  les respondo con algunas preguntas que he comprobado que les ayudan a pensar y verbalizar lo que piensan. La mayoría de las veces me ayudan a centrar la conversación y puedo ir haciéndoles ver otra cara de todo esto. Siempre han dicho que cada maestrillo tiene su librillo, con esta entrada voy a inaugurar otra sección “el librillo de Carmen” en la que os contaré como afronto unas veces mejor otras  peor ciertas situaciones del día a día colegial. A algunos les parecerá bien y a otros menos bien vosotros diréis….
portada2 Preguntas para ayudar a alumnos agobiados de 2º de Bachillerato a los que no les han salido las cosas como esperaban:
  • 1 ¿Te estás “matando” a estudiar o estás estudiando más que nunca?
Muchas veces tienen el convencimiento de que han estudiado al límite: “se han matado a estudiar” por lo que esperan resultados impresionantes, los mediocres no les sirven.Yo les pregunto siempre ¿te has matado a estudiar? o ¿has estudiado más que nunca?, les pongo ejemplos de lo que es “matarse a estudiar” y  la mayoría de las veces llegamos a la conclusión de que para eso todavía les queda un largo camino.
  • 2 ¿Antes de venir al examen te pones una nota a lo que realmente sabes?
Si ayer te diste cuenta de que esta materia no la llevabas preparada para un 10, no busques un 10, ponte una nota que sea  ahora tu objetivo. Tu te conoces mejor que nadie, realiza una autoevaluación para fijarlo. Proponte por ejemplo, con lo que sabes que sabes, sacar un 4, o un 3…o la nota máxima a la que puedas aspirar. ¿Un suspenso? ¡pues un suspenso!, si sólo te has preparado dos temas de 10 proponte sacar un 2 para que puedas comprobar si el estudio, la asimilación de lo estudiado, el enfoque ha sido el adecuado. Esta es la información más valiosa que debemos obtener de las pruebas (a las que espero les quede poco tiempo tal cómo se realizan ahora): saber si  sabemos lo que creemos que sabemos. De  forma que si autoevaluamos nuestra preparación, la calificamos con un 3 y luego conseguimos ese 3  podremos decir: ¡Bueno! ahora se que todo va bien, ahora se lo que tengo que hacer para llegar al 5. Si al contrario, no somos capaces de conseguir ni un punto tendremos que trabajar de otra forma, asegurarnos que comprendemos lo que estudiamos, buscar ayuda… y esto ¡cuanto antes lo sepamos mejor! (¡uf! que lío de cifras he preparado).
  • 3 ¿Si hubieses tenido suerte y esos tres cuatros hubiesen sido cincos, estarías más satisfecho de tu trabajo? ¿pensarías que vas mejor? y sigo ¿si pensabas que no tendrías más que un 5 y tienes un 8 te quedas tranquilo?
¡Fíjate bien! porque tienes que aclarar también este último punto. Te podría llevar en momentos a un sobreesfuerzo innecesario si eres demasiado exigente contigo mismo, o también a engañarte pensando que todo va bien con los tres cincos cuando va igual de bien o de  mal que si hubiesen sido cuatros
  • 4 ¿Si yo te dijese que no iban a figurar tus notas “suspensas” en el boletín de calificaciones se acabaría el problema ?, Si apareciese por ejemplo algo así como: “a la espera de mejora”  ¿Y si esa frase la aplicásemos también a  las materias en las que no has llegado aún a la meta que te has marcado? (Si quieres un 8 y tienes un 6 estarías también “a la espera de mejora”).
En muchas conversaciones me he dado cuenta de que toda su obsesión es: “¡que me van a quedar 5, Carmen…Ciiinncooo! y yo: ¡yaaaaaa! ¿y queeeeee?, es cuando les digo: ¿cuántas quieres que te queden? ¿ponemos dos y otras tres “a la espera de mejora”?, intento llevarles con absurdos a lo absurdo de su desesperación, incluso consigo que algo les haga reír y finalmente nos planteamos dejar de hablar de las cinco en pasado y empezar a pensar en cómo aprovechar lo que ya saben de cada una y ver como completar el resto para conseguir superarlas.
  • 5 ¿Lo que de verdad te preocupa son los resultados o  lo que piensen en tu casa? Muchos me dicen eso de “me matan” “habrá que oír a mi madre, ahora no se creerá que me estoy esforzando” "siempre me están presionando… me hacen sentir fatal”. Y yo les digo… ¿preferirías que no te dijeran nada? ¿te imaginas a tu madre o tu padre (¡al tuyo/a!) actuando de forma distinta a como actuaron desde que los conoces?
Si ya sabes lo que te van a decir ¿qué te preocupa? vete preparando una respuesta lo más sincera posible y permíteles que expresen sus miedos, sus preocupaciones… ¡estate preparado! Tú no quieres otros padres, quieres esos, y esos, los tuyos, van a actuar como son. Si a todo lo que ocurriese contigo te contestasen: no te preocupes, no pasa nada, todo está bien…. ¡pensarías que no les importas! ¿O no?
  • 6 Eres capaz de hacer “cualquier cosa” este curso para que te salgan las cosas como deseas: quedarte encerrado los “finde”, estudiar xhoras diarias… ¡muy bien! ¿Serías capaz de hacer lo mismo con el descanso? ¿Eres capaz de programar tus descansos no sólo en duración sino también en contenido?
Siempre les digo que  programen descansos lo que van a hacer cuando descansan en un día de estudio y les sugiero que utilicen esos momentos  para darle  gusto a alguno de los cinco los sentidos, poniendo los cinco sentidos en ello. En función del tiempo que asignen a cada pausa pueden emplearla en: comerse un dulce o una manzana, escuchar música, salir al balcón y sentir el sol o el aire fresco, o… si son más largos: caminar un rato, ir a ver una película, darse un baño relajante, dormir…  Descanso programado: cuanto tiempo necesito  y que voy a hacer en él…Curiosamente es lo que más me cuesta que acepten…  La víspera de un examen me despido de ellos diciendo siempre: ahora a descansar… y si os queda algún rato libre repasáis lo de mañana.
  • 7 ¿Tienes plan B?
No consigo recordar a quién le leí algo así como: el triunfo está reservado a los que tienen plan B. Este curso me he propuesto insistir en este punto. En mi despacho escucho todos los días frases como: “siempre he querido estudiar nosequé y es tan difícil entrar…”,  “por más que me lo propongo no consigo centrarme en esto porque no me gusta”, “nunca pensé que me costaría tanto”, “debo de ser tonto, todo el mundo lo saca menos yo”, “mis padres quieren que estudie esto o aquello” yo siempre les contesto lo mismo: ¿tienes plan B?, porque nos han enseñado, insistido y presionado para que definamos nuestro plan de vida…”¿qué quieres ser de mayor?” pero nadie se ha preocupado de sentarse con nosotros a estudiar qué pasaría si cambio de idea, si no lo consigo… ¿que voy a hacer si no entro en nosequé?  ¿Y si no consigo que me guste esto? ¿Y si me resulta demasiado difícil? ¿Y si cambio de opinión? ¿Qué hago? ¿Me corto las venas?. Objetivo prioritario: elige un plan B y luego hablamos.
Tengo muchas anécdotas para contar, de conversaciones cara a cara separados por  la caja de Kleenex, de angustias y miedos que tuvieron luego final feliz sin ser un cuento. Como dice mi amiga @NicolasaQM (me encanta lo que dice y la pasión que pone en defenderlo) esto se solucionaría educando de otra forma desde pequeños para que asimilen que el éxito esté en la persona que somos y no en los años que me llevó sacar 2º de la ESO y que el triunfo personal lo tenemos asegurado porque nos han enseñan  y nos invitan a todos a tener un plan B (ó 2, ó 3….).
  • 8 Y que no se me olvide la pregunta que me da mejores resultados… después de hablar, desahogar y confesar, antes de que se marchen  me los quedo mirando y no puedo evitarlo, salvo en los casos en que no he conseguido la confianza necesaria  me pide el alma preguntar… ¿me dejas que te de un abrazo?
abrazo Creo que ya es suficiente por hoy, como os he dicho compartiré esas cosas que parece que a mí me funcionan, en esta nueva sección de mi blog en la que escribiré  de mi pedagogía en zapatillas (“de andar por casa”) que voy a llamar “El librillo de Carmen”. ¿Lo que más me gustaría ahora…? que la completaseis con  vuestras experiencias, trucos y anécdotas  ¡de esas que os funcionan!. Me encantará disfrutar y aprender con ellas.
.

23 nov. 2010

Fin de semana en Sevilla en el EBE10

Este fin de semana asistí con mi hijo Raúl (@raulalgo) en Sevilla al EBE10, allí 2500 blogueros de toda España disfrutamos de las ponencias, de los descansos, de la organización (¡excelente!), del entorno (Sevilla…. ¡sin comentarios!), de compartir, de desvirtualizarnos…, hablamos, twitteamos,  ¡disfrutamos!

No puedo escribir nada mejor que lo mucho que se está escribiendo sobre el evento estos días, está suficientemente documentado y todo lo que he leído coincide en mostrar la intensidad con que se viven estos encuentros en los que todos hablamos un idioma común y nos sentimos menos “raros” (¡que no soy rara ni friki… como me dicen algunos!) que en nuestro entorno habitual. Además, ando de evaluaciones y no dispongo de mucho tiempo para escribir una crónica en condiciones, confieso que como educadora lo que más aproveché fue el encuentro con otros docentes entusiastas que viven su profesión con mucha pasión (y para no olvidarme de ninguno os remito a la entrada publicada por María Barceló @mariabarcelo: “EBE10 no es un evento más” en la que nos ha recordado a todos). Y por eso mismo del programa,  las ponencias que me despertaron más interés fueron: “www:La oportunidad de aprender, la oportunidad de ser” de Dolors Reig (@dreig) y “Los Gutenbergs renovados “ de Alejandro Piscitelli  (@piscitelli) (¡un placer escucharlas!), este último nos mostró  en su intervención un vídeo que me encantó y me dio que pensar… y que es  lo que quiero  compartir con vosotros hoy. Si no lo conocéis seguro que os provocará más de una reflexión que podéis dejarme como comentario. ¡Disfrutad de “Lo que mateo aprendió con los videojuegos”!

15 nov. 2010

#quedadamadrid: Virtualidad Real

Supongo que a estas alturas todos habréis oído hablar de la #quedadamadrid que se celebró este fin de semana  y que reunió a profesores de toda España.
¿Y Cómo fue que llegué yo a verme el pasado sábado a las 12:00h en el Km 0 de la Puerta del Sol?
5174187289_030959ba6a_b
Voy a intentar ir al grano porque esta es de las veces en las que peligran las dimensiones de esta entrada y no quiero cansar demasiado.
Los que no saben de lo que estoy hablando se merecen una explicación: desde hace unos meses aprendo y comparto mi trabajo, mi tiempo y mis emociones en Twitter (¿una Red Social?… ¡pues no! o no sólo eso), al principio sólo leía lo que los demás escribían y me fui haciendo seguidora de un grupo de profesores que me daban auténtica envidia, ¡que buen espíritu se respiraba al leerlos! ¡como me gustaría ser uno de ellos, pensaba!, parecían conocerse muy bien y llevarse mejor, todos compartían pasión por enseñar y  se entendían en un lenguaje que al principio me resultaba extraño, lleno de sostenidos (#) arrobas (@) y abreviaturas. Pero el espíritu de lo que observaba desde fuera me empujó a intentarlo (¡ay! ¡que he dicho que iba a abreviar…!”), poco a poco perdí el miedo y empecé a participar en las conversaciones, las bromas y los debates (totalmente gratificante, #recomiendo sin dudar), a conocer a muchos y a cogerles cariño también. En un momento dado empezaron a hablar de quedar para conocerse (desvirtualizarse) a buscar fecha, lugar… y yo pensaba: ¡ya me podían invitar!, así surgió la #quedadamadrid, etiqueta con la que se identificaban todos los mensajes que hacían alusión al evento. Un día piqué por curiosidad en un enlace de lo que se intercambiaban y me llevo a google docs con un mensaje de que no tenía permiso para entrar… ¡snif!, bien, pues no pasó ni una hora y recibí un mensaje de Juan Carlos Guerra (@juancarikt   para los twittamigos) invitándome a compartir el documento. Allí estaba la lista de los que pensaban asistir, lista que yo fui viendo llenar muchos días sin atreverme a poner mi nombre (seguía teniendo mis miedos a parecer una “intrusa”), mientras tanto, seguí conociendo en twitter a muchos y muchas de los que se iban apuntando. Pero un día leí un mensaje que decía: último día para cerrar la lista de #quedadamadrid y al grito de ¡ahora o nunca!… escribí mi nombre y...
… El sábado llegué  a la Puerta del Sol de Madrid un poco antes de la hora convenida para reconocer el terreno, me coloqué en los alrededores del lugar acordado y comencé a mirar fijamente a todo el que se acercaba con la esperanza de reconocer o ser reconocida enseguida. Cinco minutos antes de las 12:00h, se acercó un grupo muy decidido y comencé a observarles convencida de que eran una parte de mis compañeros de aventura, se disponían a hacerse una foto y yo me dije: ¡venga! ¡acércate! seguro que es la foto de “los primeros en llegar” y si tu estás aquí no puedes faltar en ella, di dos pasos adelante muy decidida cuando unas voces en alemán (creo) que parecían decir: ¡a ver…! ¡todos! ¡pa- ta- ta! (no es una traducción literal pero no andará lejos), me hicieron ver mi error y disimulando hice mutis por el foro y volví a mi posición anterior.
Pero no tuve que esperar mucho, a los pocos minutos el maestro de ceremonias levantó su chistera y… COMENZÓ LA MAGIA, materializada en sonrisas, sorpresas (¿eres tú…? ¡¿de verdad que eres tu…?), besos y abrazos (¡y eso que no habíamos empezado a hablar!). Mi primera macrodesvirtualización había comenzado (¡pero que friki eres tía, me dice mi sobrina Alicia cuando me escucha hablar así!) y… ahora empieza lo difícil, porque ¿cómo resumo yo todo lo que pensé, compartí, descubrí y sentí este gran día?, me parece que mi entrenamiento twittero resumiendo en 140 caracteres no me va a servir de mucho hoy, haré lo que pueda.. ¡a ver!:
- La organización: @juancarikt  y @bernabe organizadores del evento (¡magníficos organizadores!), pusieron tanto cariño… la chapa que nos identificaba ¡que acierto!, desde el principio llevábamos ya la #quedadamadrid junto al corazón y ahí se quedará para siempre. Las más de 40 pajaritas (¿ he dicho que nos juntamos 40 profesores y profesoras?) con sus xtantos dobleces, sus ojitos pintados y su gotita de pegamento paraquenoseestropeasenenelcamino que @bernabe nos preparó ¿se pueden poner más ganas y más ilusión en conseguir que nos sintiésemos queridos? ¡Gracias a los dos!
-Los  participantes: ¡Ufff! ¡Esto si que es fuerte! ¡Que grupo!, que ganas de hablar todos con todos, que de cosas para compartir, cuantas ideas para mi libreta roja, cuanta pasión por lo que hacen, cuantas sonrisas, cuanto buen rollo, tolerancia con mayúsculas, respeto, admiración, ganas de seguir y seguir. A media tarde no podíamos más y conseguimos que nos hiciesen sito en un lugar para tomar una cerveza sentados, @similiki (¡guapa!) me miraba y me decía… ¡te puede el sueño!, porque me había quedado callada, pero me podían más otras cosas. Estuve un rato mirando a cada grupo, recordando cuando les “oía hablar” en twitter sin atreverme todavía a participar, cuando pensaba lo que me gustaría ser parte de  “ellos” y les veía ahora igual… compartiendo, riendo, debatiendo… ¡y yo estaba allí como una más! ¡Que suerte tengo, pensé! ¡que bueno es esto!, lo saboreé en silencio un rato y volví de nuevo a la conversación.
- El entorno: Nos habían preparado dos bonitos y largos paseos para que los que no éramos de Madrid pudiésemos conocer un poco los lugares más emblemáticos y eso si que estuvo bien, ¡que acierto! el ir hablando a la vez que nos movíamos nos permitió no quedarnos en una sola conversación, pasábamos de una a otra y hablábamos y hablábamos para aprovecharnos unos de otros de lo que escuchábamos, de lo que contábamos… así recorrimos Madrid, haciéndonos fotos para poder recordar lo que muchos no vimos por no perder el hilo de lo que se decía a nuestro alrededor. Muchas veces he asistido a encuentros en los que lo que más he valorado son los descansos entre ponencias, los cafés y tiempos libres porque te permiten intercambiar opiniones con la gente, el acierto de este nuestro encuentro ha sido dedicar el día entero a esos momentos sabrosos que dejan muchos más posos que el café. ¡Perfecto el día, perfecto el entorno!
5174792118_0f64059fa4_b No quiero extenderme más, no acabaría nunca, (menos mal que  no tengo que contarlo en 140 caracteres…). Quiero daros las gracias a todos vosotros, ¡mis amigos!, a partir de ahora para mi ya no existe la realidad virtual sino la virtualidad real. Estoy deseando volver a encontrarme con todos otra vez en twitter, en Madrid, en Salamanca… da igual, me alegra saber que seguiré aprendiendo de vuestras experiencias, de vuestra vocación, de vuestra pasión por la enseñanza, me alegra saber que nunca me sentiré sola porque siempre habrá alguien que en 140 caracteres me dará una respuesta y me hará sentir bien.
Os iré enlazando todo lo que se ha escrito y se escribirá de este encuentro y si se me olvida algo decídmelo por favor que me gustaría tener todas vuestras palabras guardadas aquí como recuerdo. ¡Os quiero!,

Se ha escrito  (de momento) sobre #quedadamadrid:
Emoción, Educación y Twitter  por Víctor Cuevas.
Mi visión de #quedadamadrid por Gregorio Toribio.
Cuando vengáis a la #quedadamadrid, chulapos míos por Lui Palacios.
El mismo post, la misma lluvia, por Isabel Ruiz.
Yo estuve en la desvirtualización twittera de #quedadaMadrid por Antonio Garrido.
Y nos dieron las 10 y las 11…#quedadaMadrid por Juan Carlos Guerra.
Madrid es especial  por Alejandro Folch.
Lo que pudo ser...y fue...#quedadamadrid por Nicolasa Quidman.
Quedada Madrid por Paloma Martínez.
Soy Profesor por Fernando Checa
QuedadaMadrid por Juan Ignacio Castro

5 nov. 2010

Atención a la diversidad… del profesorado

Sigo dándole vueltas al plan de formación del profesorado. Me pregunto por qué no terminamos de acertar con una formación TIC motivadora para el cambio hacia la escuela 2.0  Y para poder responderme me veo obligada a diferenciar… “casos y casos” “personas y personas” “profesores y profesores”… porque lo cierto es que instintivamente tiendo a generalizar, y eso es lo que no vale . Sigo reflexionando entonces e intento identificar esas diferencias y la casuística que llevan asociada lo que me lleva a identificar los siguientes grupos de profesores:

  • Acomodados. Llamo así (por no llamarlos “comodones” que a lo mejor ofende) a aquellos profesores que se han acomodado en sus dinámicas y en “lo de siempre” porque “siempre” les ha funcionado. En esos casos su problema es eso… “su” problema. Pondrían las mismas objeciones a realizar una actividad TIC que si por ejemplo se les pidiese que a partir de ahora todos los alumnos realizasen una actividad plástica por tema… ¡todas! y el mismo empeño en encontrar su beneficio ¡ninguno!. Bien ¿por qué perder el tiempo, el dinero y las energías, ofreciéndoles formación si no la van a aprovechar?
  • Motivados. Otro grupo de profesores han trabajado siempre mucho y bien,  consiguen tener motivados a los alumnos y son innovadores aunque no utilicen nunca un ordenador (esto hoy ya es difícil pero pongamos el caso). Por eso las TIC no son necesarias para ellos, sus clases funcionan y sus alumnos aprenden con TIC y sin TIC. Es posible que utilice Internet si hace falta o que permita que lo utilicen los muchachos para resolver sus dudas, igual que antes un diccionario o una enciclopedia, pero no le preocupa nada la Escuela 2.0, la PDI, o las TIC. Tiene herramientas personales suficientes para arrastrar a los alumnos “hablar su lenguaje” y conseguir que disfruten aprendiendo. Estoy segura de que todos conocemos a alguien así. Y, en estos casos ¿para qué la formación sobre algo que nunca formará parte de su didáctica? ´
  • Disciplinados. Profesores muy trabajadores, que tienen siempre todo al día, sus clases bien preparadas, sus programaciones actualizadas. Siempre han cumplido con todo lo que desde la administración y desde el colegio se les ha pedido. Aprendieron a evaluar conceptos, procedimientos y actitudes y ahora andan metidos de lleno en “lo de las competencias”, asistiendo a cursos, preparándose... Hasta no hace tanto sabían que tenían el reconocimiento de compañeros, padres y alumnos. Se sentían buenos profesores. Pero en su camino invirtieron su tiempo y esfuerzo en ponerse al día en todo… menos “en lo del ordenador”, y ahora  se sienten incapaces. Y no me refiero a que lo sean, ni siquiera a que lo piensen, me refiero al mismo tipo de incapacidad que siento yo, que soy “de francés” para aprender inglés por mucho que  lo necesite, por mucha envidia que me de  y por muy torpe que me sienta en muchas circunstancias. A mis 50…¡eso ya no es para mi! ¿Aprovecha este grupo la formación que le damos? ¿o estamos dando agua al que calma su sed a su manera  porque lo que le damos le sienta mal al estómago?
  • “Los de las TIC”. Aunque me doy cuenta que estos  estaríamos repartidos también en  tres grupos similares a los anteriores. Así tendríamos a los
    • “AcomodadosTIC”. O sea , los que “saben de ordenadores” y ¡ya! preparan unas actividades, guardan sus archivos en el pen drive, se aseguran de no pillar virus y lo guardan todo muy bien para poder aprovecharlo todos los años. Si intentas proponerles novedades siempre lo tienen resuelto ya y como “les funciona muy bien” te oyen pero no te escuchan¿Es efectiva y eficaz una formación en TIC con ellos?
    • “MotivadosTIC”. que siempre están buscando, siempre aprendiendo, siempre experimentando. Su formación es autónoma, no dependen de cursos o planes. Cuando piensan que les vendría bien saber algo nuevo, lo buscan, lo preguntan,  lo prueban, lo aprenden y lo aplican.¿Qué formación necesitan?
    • “DisciplinadosTIC”. Aquellos que “lo quieren aprender muy bien”, que  se proponen hacer lo que sea necesario para “cumplir con su deber”  y su deber ahora son las TIC, por tanto no quieren barullo, primero aprendo una cosa y luego otra y claro ¿esto que me ha costado tanto aprenderlo hace tan solo dos años me dices ahora que ya no sirve?. Difícil de responder. ¿Cómo orientar su proceso formativo para que esto no ocurra?

080911-diversidad-02

No soy muy partidaria de las etiquetas, y generalizar de esta forma las múltiples personalidades, motivaciones y vocaciones de los docentes es simplificar demasiado las cosas. Además dentro de cada uno hay un poco de todos ellos. Pero esta reflexión me sirve para recordarme que en la formación del profesorado hay que realizar un plan de atención a la diversidad como en cualquier otro tipo de formación.

En el terreno de las TIC ahora mismo la responsabilidad es muy grande, la respuesta a todas las preguntas realizadas anteriormente es que es necesario conseguir la formación permanente  y eficaz  de todo el profesorado, pero antes que por ser profesores por ser personas, ciudadanos de una sociedad que cambia y seguirá cambiando. Si no lo conseguimos no se sentirán integrados en este nuevo mundo, no compartirán conocimiento e información y  se sentirán inseguros, cosas no deseables para nadie pero menos para los que tenemos en nuestras manos la formación de los ciudadanos del futuro.

Ahora a pensar en el plan de atención a la diversidad… ya tengo algunas notas en mi libreta roja, las completaré y compartiré con vosotros en una próxima entrada y si me aportáis vuestra opinión o vuestras ideas seguro que quedará mucho mejor.

2 nov. 2010

¡Una tiza y tú mejor blog de educación!

Pues si, finalmente me vine de Madrid con un “tesoro”: mi premio Bitácoras al mejor blog de educación. Mirad que bonito es…
PA200145 Me encantaría poder describiros la alegría que supone recibir un premio. No se si la gente que recibe muchos se termina acostumbrando y pierde emoción. Yo no había recibido nunca ninguno, por eso estoy tan sorprendida como contenta. ¡Que experiencia más buena!. Y algunos os estaréis diciendo… ¡bueno! ¡ni que hubiese recibido el Nobel!, pues si, ¡como si lo hubiese recibido!.
La gente que me conoce bien sabe que nunca quiero jugar a la bonoloto o a la lotería si el premio que se puede conseguir es demasiado alto… me ha tocado explicarlo muchas veces y pienso que en realidad nadie termina de creerme. Siempre digo que me gusta jugar en Navidad, o en sorteos dónde el premio te puede arreglar  la vida pero no cambiarla. Eso me ocurre con este premio… es de los que arreglan pero no cambian. Y si hago balance de lo que ha supuesto para mi no puedo imaginar recibir más ni mejor. Desde que empezó esta aventura y gracias a ella he conocido a gente estupenda, en dos días he tenido ¡3.000 visitas! (yo, que me ponía como loca de contenta cuando rozaban las 100), me habéis dado ánimos, regalado “flores verbales” (¡que huelen de maravilla! ¿no lo habéis notado al entrar?), mandado besos y buenos deseos y desde el sábado tantas felicitaciones que la palabra “gracias” me sabe a poco, necesito encontrar otra que crezca y crezca como mi sentimiento de gratitud.
Y ahora ya pasó, necesitaba deciros una vez más que parte de ese premio habéis sido vosotros, que me encantaría conoceros uno a uno, para que me ayudáseis a entender por qué me ha tocado a mi y no a esos blogs que llevo siguiendo y admirando mucho tiempo. Esa es, para mi, la pregunta del millón. Sea por lo que fuere aquí estoy yo recogiendo el Bitácoras en nombre de Una tiza y tú que es la que más ha ganado con todo esto. Ahora tengo más fondos que puedo invertir en cuidarla mejor: ilusión, motivación, emociones… que guardaré en el banco de los sentimientos e intentaré administrar con responsabilidad para que me duren mucho tiempo.
TRES
Y vuelvo a la tarea con ganas, volved por aquí y dejadme comentarios…¡estáis en vuestra casa!
Gracias. No podía dejar de decirlo.
Related Posts with Thumbnails